+34 693298002 info@seatravel.es L-V 08:00h. - 20:00h.

Los viveros de Calpe son yacimientos históricos rodeados de leyendas y un lugar recomendable para refrescarse en familia

Calpe, a 60 kilómetros al norte de Alicante capital, es un lugar ideal para visitar durante las vacaciones de verano. Sus playas y calas son una atracción para los miles de visitantes que transitan cada año la ciudad, así como el yacimiento que se encuentra a cobijo del Peñón de Ifach: los Baños, nombrado Bien de Interés Cultural. En este punto del municipio se mezcla el turismo histórico con el de sol y playa, pues una de las zonas más destacadas del recinto son los Viveros de la Reina Mora.

Los viveros son grandes cubetas que se encuentran medio sumergidas en el mar. Con una superficie de 165 m², este espacio tallado en pumita –roca arenisca– se subdivide en seis depósitos formados por un muro longitudinal y dos transversales. El agua accedía a través de cuatro compuertas y circulaba gracias a unas aberturas en las paredes que impedían su estancamiento.

Si bien fueron utilizados como piscifactoría en la época romana, es posible que los viveros fueran destinados a un uso recreativo a partir del siglo V. La denominación de “baños” indica que pudo ser un balneario para cierta reina mora, según la leyenda local, y otos expertos indican que en la época romana fue un jardín acuático dedicado a la contemplación de la vida marina.

Hoy, los Viveros son un lugar popular porque se encuentra muy cerca del paseo marítimo, rompiendo la monotonía del turismo de playa. Con solo pasear por la costa de Arenals ya es posible localizarlo. Las reseñas en TripAdvisor dejan patente que continúa siendo una opción genial para fans de las curiosidades históricas, aunque las autoridades no han dado demasiada prioridad al cuidado del yacimiento.

Si eliges Calpe como destino de tus próximas vacaciones, no pierdas la oportunidad de refrescarte en las cristalinas aguas del Vivero. Será una experiencia que nunca olvidarás.

 

Solicita información sobre nuestros viajes por la costa alicantina