+34 693298002 info@seatravel.es L-V 08:00h. - 20:00h.

Los mercadillos callejeros son los últimos guardianes la cultura hippie que predominó en la isla el siglo pasado. ¡Ven y déjate contagiar por su ambiente festivo!

Entre los grandes atractivos turísticos de Ibiza se encuentran los famosos mercadillos callejeros, distribuidos por la geografía isleña y presentes en casi todas las localidades. Estos lugares albergan una oferta sin igual en cuanto a variedad: ropa, libros, antiguallas, decoración… También destaca su ambiente festivo, siempre impregnado de ritmo gracias a los artistas que tocan en directo: desde música tribal hasta temas rockeros. De vez en cuando incluso hay espectáculos de danza oriental.

Buena parte de estos mercadillos aún conservan la esencia hippie de sus orígenes. A lo largo de los años 60, y ante el desencanto por la situación de las naciones europeas, la isla se convirtió en un refugio para este grupo social. Decidieron quedarse por la cercanía con la naturaleza y el buen clima, y sobrevivieron, en parte, gracias a la venta de artesanía. Su cultura ha persistido en cierto modo gracias a la insistencia de sus descendientes.

Todos los mercadillos se celebran al aire libre en lugares icónicos. Algunos duran todo el año y otros se mantienen solo cuando hay un auge de turistas, en la época estival (junio, julio, agosto y septiembre). El más destacado, sin duda, es el de Las Dalías: se localiza en el kilómetro 12 de la carretera Eivissa – Santa Eulària – Sant Carles, a 5 km de Santa Eulària y poco antes de llegar a Sant Carles de Peralta. Se puede acceder en coche y moto, aunque una opción interesante es desplazarse con transporte público.

Las Dalías cuenta con un origen humilde y una evolución digna de admirar. En 2011 fue completamente renovado, y a día de hoy incluso cuenta con una web para comprar online, la oferta gastronómica y mucho más. Lo interesante está en los eventos que alberga los lunes y martes por la noche de junio a septiembre. También, los domingos de agosto: la fiesta trance Namasté, las noches de flamenco fusión, etc. El mercadillo en sí permanece durante el resto del año, cada sábado.

Otro fijo que no puedes perderte se encuentra en Es Canar, cerca de la costa noreste y la playa de Cala Martina. Supera en tamaño a Las Dalías y sus centenares de puestos se extienden a lo largo de la avenida Punta Arabí. Si quieres visitarlo, lo ideal es que reserves un día casi entero para ello. En la medida de lo posible, procura ir en transporte público porque el acceso con coche se vuelve difícil debido a la afluencia de público. Podrás recorrerlo de las 10h. a 18h., en miércoles.

Si dispones de tiempo para hacer una ruta de mercadillos, también podrías visitar el famoso de Sant Jordi – en la carretera del aeropuerto – o el de segunda mano en Cala Llenya – parte oriental de la isla. Este último es genial si te atrae el coleccionismo de objetos antiguos, porque puedes encontrar verdaderas rarezas.

Y tú, ¿has visitado algún otro en la isla o Formentera que merezca la pena conocer? ¡Cuéntanoslo!

 

Conoce Ibiza y Formentera con las travesías de Sea Travel