Consejos para visitar la Isla de Tabarca en Alicante

Tabarca es sinónimo de luz, mar, tradición y el mejor caldero de la provincia.

Son innumerables las calas y playas públicas de Alicante en las que se puede disfrutar de las aguas cristalinas del Mediterráneo en cualquier época del año. Es difícil para los alicantinos elegir su lugar favorito entre los numerosos paisajes que conforman la afamada Costa Blanca. Pero la isla de Tabarca es un lugar único en el que experimentar un día en el paraíso.

Tras largos periodos de tranquilidad en los que sus 50 residentes viven en completa armonía con la naturaleza durante la mayor parte del año, este archipiélago cobra vida con la llegada del verano y se transforma en destino de miles de viajeros que buscan la más fiel representación del Mediterráneo.

¿Qué cosas hay que ver y hacer en la isla de Tabarca?

Además, la palabra «tabarca» denota riqueza en términos de recursos naturales y culturales. La isla es bastante colorida, con sus casas blancas y muchos edificios distintivos como la muralla con sus enormes portales, la iglesia o el faro. Sin embargo, una visión superficial no revela su verdadera riqueza. Por ello, las zonas marinas protegidas de la isla contribuyeron a que 1986 fuera el año en que España designó su primera zona marina protegida.

Para apreciar plenamente el paisaje, la historia y las costumbres de la isla, no sólo es posible recorrerla con el paddle-surf o pasear por sus calles, sino que también es imprescindible no perderse la increíble experiencia de hacer snorkel y disfrutar de los tradicionales arrecifes de posidonia, habitados por enormes bancos de peces. Todo ello, además de apreciar la presencia esporádica de delfines y tortugas marinas: ¡un paraíso para los buceadores!

Conoce las mejores playas y calas de Tabarca

El pequeño archipiélago conocido como Tabarca está formado en realidad por las islas de La Canea, La Galera y La Nao, que rodean la isla mayor conocida como Nueva Tabarca o Isla Plana. Ésta, por su parte, está dividida en dos secciones y conectada por una gran playa de arena blanca que ha sido galardonada con el prestigioso premio Bandera Azul y está dotada de tumbonas, sombrillas y diversos servicios.

El perímetro de la isla, de cinco kilómetros, alberga varias playitas y calas rodeadas de acantilados, en las que se encuentra el verdadero encanto de Tabarca. Lugares donde es posible bañarse casi en solitario y disfrutar de las famosas aguas claras y tranquilas de Alicante.

Te animamos a recorrer la isla en busca de calitas escondidas, evitando las aglomeraciones en la playa principal.

Una isla rica en historia

Tabarca no siempre perteneció a la provincia de Alicante… la isla sirvió de refugio a los feroces piratas berberiscos que amenazaban los puertos de la península desde el norte de África durante el siglo XVIII. A pocos kilómetros de la costa, la ubicación estratégica de la isla la convertía en el lugar perfecto para reunir fuerzas y prepararse para atacar las casas de los marineros cristianos por la noche.

Para resolver esta situación, el rey Carlos III ordenó fortificar la isla en el siglo XVIII, construyendo las murallas que aún hoy se conservan. Pero eso no fue todo, también ordenó la evacuación de toda una comunidad de pescadores para que 296 pescadores llegados de «Tabarka», ciudad tunecina donde habían sido retenidos como esclavos, pudieran establecerse allí, dándoles un nuevo futuro. El nombre de la isla es «De Ah».

Durante tu recorrido por la isla, podrás leer varios paneles informativos con imágenes y textos explicando la historia escondida de cada rincón. Es maravilloso descubrir lo poco que ha cambiado la isla a lo largo de los años.

¿Cómo llegar a la Isla de Tabarca desde Santa Pola?

No hay duda de que la mejor forma de vivir la experiencia completa tabarquina es alquilar uno de nuestros barcos totalmente equipados y cruzar navegando el mediterráneo hasta esta maravillosa Isla. Podrás hacerlo con tu licencia de navegación o titulín, también podrás optar por nuestros patrones para relajarte y dejarte llevar. De por sí, navegar hasta la isla es la mejor estrategia para empezar a disfrutar del día.

Hay barcos que llevan de forma regular a la isla, pero las largas colas y las esperas que se generan tanto a la ida como a la vuelta y sus horarios cerrados hacen que sea la opción menos atractiva para los amantes de la navegación.

¿Dónde comer en Tabarca?

Es imprescindible probar la gastronomía local para entender bien la esencia de un lugar, y en Tabarca, el mar es el protagonista de su gastronomía como no podría ser de otra manera.

No puedes marcharte sin relajarte con unas vistas inigualables y probar el famoso calamar de Potera o platos con la pesca del día.

Pero el caldero es el rey de la cocina de Tabarca. Es, sin duda, el símbolo inconfundible de su gastronomía. Muchos alicantinos consideran que merece la pena pasar el día en Tabarca sólo para probar este plato. La salsa realza el fuerte sabor del pescado fresco con un sorprendente y sutil sabor a alioli, servido con arroz y patatas. Es único. Si te preguntas cuál es el mejor restaurante de Tabarca, cualquiera que elijas de entre los que están cerca del puerto y del pueblo será un acierto. Todos son como la casa de un pescador, no te confundirás. ¡Pero haz tu reserva con tiempo!

¿Dónde fondear en la Isla de Tabarca?

Tabarca es una reserva natural protegida y cuenta con extensas áreas de la importante alga Posidonia.

Las praderas de alga Posidonia oceanica que encontramos en Tabarca, en peligro en otras zonas del Mediterráneo, es sinónimo del maravilloso estado de salud de la isla y es nuestro deber protegerla.

Esta alga es extensa y densa, proporcionando alimento y refugio a un gran número de larvas de peces y alevines. El oxígeno que emite esta pradera vegetal purifica y enriquece el agua. Las raíces de la planta ayudan a la formación y preservación de la playa al retener el limo fino y reducir los efectos erosivos de los vientos y las olas.

Proteger y preservar la Reserva Natural de Tabarca:

  • Respetar las zonas autorizadas para el fondeo en la isla, evitando echar ancla encima del alga Posidonia.
  • Utilizar protectores solares respetuosos con el medio ambiente que sean biodegradables. Las cremas solares tradicionales cuentan con compuestos químicos tóxicos para la vida marina.
  • No dejes nada en la Isla: prohibido arrojar cualquier tipo de basura al mar o en la isla. Encontrarás papeleras cada escasos metros y contenedores. Asegúrate de introducir la basura de forma correcta para que el viento no se la lleve al mar. ¿Te gusta nadar entre plástico o prefieres disfrutar de las aguas cristalinas? ¡Ojo a las colillas de tabaco! También deberás tirarlas a la basura.
  • No te lleves nada de la Isla: prohibido llevarte nada de la isla, todo forma parte de un ecosistema natural que está protegido.
  • No molestes ni saques del agua especies marinas: está prohibido utilizar redes o cañas de pesca, asimismo si encuentras una estrella de mar, no la toques ni la saques del agua. Recuerda siempre que estás visitando una reserva natural protegida.

Deja una respuesta

 

 / 

Acceder

Enviar mensaje

Mis favoritos

×