+34 693298002 info@seatravel.es L-V 08:00h. - 20:00h.

España es un país repleto de leyendas urbanas. Si te gusta todo lo relacionado con lo sobrenatural, hay un sitio en Ibiza cuya observación es imprescindible. Nos referimos a Es Vedrà, Es Vedranell y los islotes de Poniente, un pequeño archipiélago al sureste que se atribuye un gran poder esotérico. Y tan curioso como ello es la morfología de este imponente conjunto montañoso: observado desde el aire se puede distinguir una forma de dragón.

Este enclave pertenece al término municipal de San José y forma parte de una gran reserva natural marítimoterrestre, declarado como tal en 2002. Está protegida como Área Natural de Especial Interés (ANEI), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). En consecuencia, están más que castigadas la pesca, la contaminación del espacio y la extracción de especies autóctonas.

Las historias que giran a su alrededor son a cuál más extraña. Conforma una versión mediterránea del Triángulo de las Bermudas junto al Peñón de Ifach (Calpe) y la costa suroeste de Mallorca: el Triángulo del Silencio. Otros creen haber visto naves alienígenas sobrevolando el lugar o unas extrañas luces amarillentas que hacían a los aviones desviarse de su rumbo. Este último suceso, denominado ‘Caso Manises’ (1979), ha sido tema de conversación en multitud de shows televisivos, revistas y podcast sobre extraterrestres. Los payeses también hablan de un gigante custodio que se alimenta de peces.

Al parecer, el misterio de Es Vedrà viene de lejos. La primera referencia, en relación a un rumor propagado por Ibiza hace siglos, decía que “quien intentare y lograra coronar la cumbre cambiará al instante de sexo”. A mediados del siglo XVIII, un beato carmelita desafió la advertencia: Francisco Palau y Quer se marchó a la isla de retiro espiritual. Al volver declaró que había visto “damas de luz y seres celestiales”, y estas declaraciones fueron un boom de popularidad para Es Vedrà.

Debido a esta suma de narraciones fantásticas, algunas ya desmentidas con el paso de los años, Ibiza se ha convertido en lugar de culto para videntes, parapsicólogos y derivados. Por otro lado, hay quienes acude al archipiélago buscando un chute de energía positiva. Ha sido fuente de inspiración para artistas como Mike Oldfield. El compositor lo eligió el archipiélago como elemento central para la portada de su disco ‘Voyager’ (1996).

Es Vedrà se entiende como patrimonio cultural y natural de Ibiza, pero lo cierto es que pertenece a una docena de familias locales a pesar de no tener casas. Es posible navegar a su alrededor y desembarcar siempre que se pague el debido arancel.

 

Conoce los misterios de Es Vedrà con Sea Travel